28-01-2014  Desde la Unión Europea se le recomienda a España que siga con una una segunda fase de la reforma laboral. Reforma que es imprescindible para poder llegar a crear empleo neto y poder seguir con los índices de crecimiento que desde el punto de vista económico ya están siendo perceptibles.

Esta nueva fase de la reforma laboral, según Europa, permitiría reducir considerablemente las diferencias existentes entre aquellos contratos totalmente desprotegidos y aquellos que sobrepasan las  condiciones sociales y más si tenemos en cuenta la situación de crisis en la que nos encontramos. Con la reforma se conseguirá, según los expertos, que la economía tenga un enfoque de crecimiento, lento pero positivo y afianzado y, a la vez,  permitirá generar confianza y ánimo para que las empresas se animen a formalizar contratos más justos.

F.P.B.