04-02-2014  Si bien, por un lado los índices de crecimiento económico: incremento de ventas de coches, beneficios en el sector bancario, etc. pueden considerarse como muy positivos, por otro, la lacra del paro en nuestro país suma y sigue. Y para justificarlo, desde el gobierno se comenta que los meses de Enero vienen siendo unos meses en los que no se crean empleo y los que se crean son, por su estacionalidad, temporales.

Lo mismo ocurre con el descenso de afiliados a la Seguridad Social y aunque es desde el 2007 el año en el que indicador menos ha bajado, no deja se ser significativo y preocupante. El intento continuo del gobierno por luchar contra el paro no cesa, pero a cambio no dejamos de encontrarnos cada mes con noticias tan desoladoras como estas.

El poder adquisitivo de los ciudadanos ha bajado considerablemente, las personas mayores han de recurrir a alquilar alguna de las habitaciones de sus viviendas para poder llegar a final de mes, los parados de larga duración han dejado de percibir las prestaciones, los autónomos están tirando de sus ahorros para poder subsistir y así seguiríamos la larga lista de ciudadanos que de una manera u otra se despiertan cada día con la incertidumbre de lo que les acontecerá de manera desfavorable al día siguiente.

F.P.B.