24-03-2014  Un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid pone de manifiesto que es el estigma social uno de los factores que impiden que las personas con problemas de salud mental encuentren trabajo, que tengan acceso a una vivienda o que se integren de una manera más activa en la sociedad. Se ha de tener en cuenta que una de dada cuatro personas en edad adulta corre el riesgo de padecer una enfermedad mental. Ante este alarmante porcentaje, y desde hace dos años, la organización “Obertament” está llevando a cabo una campaña con el fin de sensibilizar y hacer partícipes a todas aquellas personas que, de una manera directa o indirectamente, se ven rechazadas o marginadas por la sociedad.

Para romper con esa barrera, la intención de la Organización ha sido la de conseguir que las personas famosas o más populares (cantantes, políticos, deportistas, etc.) den la cara y expongan de manera abierta si padecen alguna enfermedad o trastorno mental y las consecuencias que le acarrea. El resultado de la última campaña ha puesto de manifiesto el tabú o el miedo existente a que se dé una noticia de ese tipo y que, por tanto, se le vuelva en su contra. No ha habido ninguna persona que, públicamente, haya roto el silencio y se haya convertido en transmisor de la situación de exclusión o de silencio en la que viven esas personas.

F.P.