08-04-2014  La semana pasada se llevó a cabo una inversión de 30.000.000 de euros por parte de Paul Allen (fundador junto con Bill Gates de Microsoft) en Scytl, una empresa catalana, con sede en Barcelona, surgida de la U.A.B. en el 2001 y que desde entonces no ha parado de crecer y de ser referencia mundial en el ámbito del voto electrónico, organización de mesas electorales y la publicación de resultados. Esta inversión forma parte de la expansión internacional de la empresa a través de la compra de pequeñas y medianas empresas que representan un valor añadido a la compañía. Esta expansión sienta a su vez una apuesta para su probable salida al Nasdaq en el año 2016.

La empresa tiene presencia en Brasil, Perú, Grecia y EE.UU (el 99% de su negocio se genera en ese país) y sus clientes son los gobiernos de Noruega, Ecuador, Suiza, Emiratos Árabes, Costa Rica, Finlandia, Canadá, Ministerio de Defensa y diferentes Estados de EE.UU., Generalitat de Catalunya, Ministerio de Educación de España, entre otros tantos países y organizaciones (UNED, Universidades públicas catalanas, Universidad de Galícia, etc.) que han confiado su labor para la implantación del voto electrónico en las diferentes consultas electorales o informativas llevadas a cabo en dichos países o instituciones.

Cabe felicitar, por tanto, a todas aquellas entidades que han sabido apostar y apoyar a empresas innovadoras y emprendedoras como Scytl y que les han dado la oportunidad para llevar a cabo proyectos que, sin las correspondientes y no arriesgadas inversiones, no hubiesen salido a la luz.

F.P.